La Energía en Gran Canaria

El Consejo Insular de Aguas

El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria es una entidad, con personalidad jurídica propia y plena autonomía funcional, que asume en régimen de descentralización y participación, la dirección, ordenación, planificación y gestión de las aguas en la isla de Gran Canaria. El Consejo Insular fue creado en 1992 según la Ley de Aguas de 1990.

Los siete consejos insulares, uno por isla, fueron creados por la Ley de Aguas canarias, de 26 de julio de 1990. Al asignar las competencias hidráulicas a los cabildos, la ley establece que se habrán de ejercer a través de los consejos insulares de aguas, que se definen como organismos autónomos adscritos administrativamente a los cabildos. Sus presidentes serán en cada momento quienes lo sean de la corporación insular que corresponda, si bien tal adscripción orgánica, subraya la ley, “en ningún caso afectará a las competencias y funciones” de los nuevos organismos; a pesar de encomendarse a los cabildos la elaboración de sus estatutos y la aprobación de sus presupuestos anuales. En el caso del de Gran canaria, tocó poner en marcha el Consejo a Pedro Lezcano, entonces presidente del cabildo. Así, en aquella reunión constituyente del a Junta de Gobierno, de mayo de 1994, Lezcano propuso y obtuvo el nombramiento de Miguel Jorge Blanco como vicepresidente ejecutivo, de acuerdo con lo prescrito en los estatutos.

Tras tomar posesión de vicepresidencia, Jorge Blanco informó de que el Consejo Insular no había asumido todavía todo su protagonismo por el retraso de transferencias de las competencias. Meses después, en septiembre de 1994, el mismo Miguel Jorge Blanco comunicó a la Junta de gobierno que sólo faltaban para completarlas las referidas a medios personales y materiales y presentó el organigrama del Consejo sobre la base de tres grandes áreas: Recursos, Infraestructuras y Administración General. El presidente nombró gerente a José Luis Guerra Marrero, a propuesta de la propia Junta de Gobierno.

Por fin, el 25 de mayo de 1995 la Junta de Gobierno fue informada de que el 28 de abril anterior se había firmado, con al Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas, el acta de entrega y recepción de las transferencias. También que, en consecuencia, el 15 de mayo la Comisión de Gobierno del Cabildo grancanario acordó dotar al Consejo de los medios necesarios para su funcionamiento. Los medios humanos los integraban 31 personas, 13 funcionarios y 18 laborales; en cuanto a los materiales, el cabildo cedió al Consejo la utilización, administración y explotación de su infraestructura hidráulica, sin modificar la titularidad jurídica de los bienes, que continuará residiendo en la corporación. Pasaron también al Consejo los ingresos por venta de agua de las presas insulares. El 25 de mayo de 1995 debe considerarse, pues, fecha de nacimiento del Consejo Insular de Aguas. Once meses después, en abril de 1996, ya con José Macías de presidente y Andrés Rodríguez de vicepresidente, la Junta de Gobierno consideró 1995 como año del arranque y puesta a punto inicial del Consejo y que en 1996 alcanzará el despliegue total de sus funciones.

Acceder a la web del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria