Las pymes también se suman a la “revolución de las azoteas” gracias a las subvenciones del Cabildo

  • El Consejo Insular de la Energía ha destinado casi 47.000 euros a instalaciones fotovoltaicas en pequeñas y medianas empresas
  • Gran Canaria lidera el autoconsumo de fotovoltaica en Canarias y estas primeras 20 instalaciones en pymes abren el abanico a los pequeños empresarios
  • La suma de este segmento económico a la “revolución de las azoteas” consolida la apuesta del Cabildo por Gran Canaria como isla sostenible

Las Palmas de Gran Canaria, 13 de diciembre de 2021.- El Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria (CIEGC) ha destinado 46.960 euros a subvenciones para el fomento de instalaciones de energía solar fotovoltaica en pequeñas y medianas empresas durante el año 2020. En concreto, han sido 20 empresas las destinatarias de este primer paquete de subvenciones con el que se instalará una potencia estimada superior a los 224.000 vatios. Esta nueva adhesión a “la revolución de las azoteas” en Gran Canaria evitará la emisión de 246 toneladas de CO2 a la atmósfera. 

El coordinador técnico de Desarrollo Económico, Soberanía Energética, Clima y Conocimiento del Cabildo de Gran Canaria, Raúl García Brink, ha puesto de relieve el interés que, poco a poco, está despertando la instalación de este tipo de energías limpias entre las pymes. “Para nosotros es un reto continuar mejorando las subvenciones a las microempresas. Somos conscientes del beneficio que este tipo de instalaciones puede suponer para una empresa pequeña o de tamaño medio en su presupuesto y por eso, tenemos previsto ampliar las subvenciones para este sector el próximo año”.  

Gran Canaria lidera en Canarias el autoconsumo a partir de energía fotovoltaica con un 50% del total instalado. A las instalaciones en viviendas o comunidades de vecinos, grandes empresas y comunidades energéticas en polígonos industriales, se suman ahora las pequeñas y medianas empresas, un sector al que es más difícil llegar. “La descarbonización de Gran Canaria pasa por llenar las cubiertas de los edificios de placas solares. Y que las micropymes y autónomos entiendan que estas subvenciones también son para ellos y empiecen a instalar plantas fotovoltaicas en sus instalaciones, es un avance importante en la idea de ecoisla que queremos para Gran Canaria”, añade García Brink.  

El precio de las instalaciones se ha abaratado aproximadamente un 50% en los últimos cinco años debido, en gran parte, a la mejora en la eficiencia de los paneles que ha multiplicado por 500 la capacidad de potencia. De hecho, hasta 1960, el coste de producción mundial por un vatio pico (Wp) —la máxima potencia eléctrica del panel— rondaba los 82 euros. Actualmente, se ha reducido a menos de dos euros para todo el sistema fotovoltaico, según los datos del Departamento de Energía de Estados Unidos.

El Cabildo de Gran Canaria está firmemente comprometido con el cambio de modelo energético y anima a las pequeñas y medianas empresas a sumarse al compromiso con el medioambiente y aprovechar las ventajas que este tipo de instalaciones puede ofrecer en la cuenta de resultados.  “Las ventajas de instalar paneles solares en las azoteas de pequeñas empresas y negocios son múltiples: al compromiso con el medio ambiente, hay que añadir la reducción en la factura de la luz, una mayor eficiencia energética y el aumento del valor de las edificaciones, entre otros”, concluye el coordinador técnico de Desarrollo Económico, Soberanía Energética, Clima y Conocimiento del Cabildo de Gran Canaria, Raúl García Brink. 

Más información:

Beatriz Acosta 610 621 964

Míchel Jorge Millares 628 172 218

Anouar Ahmed 628 461 629

Compartir: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn